Noche de Champions.

by Gloria García on 05/25/2014

photo1Podría decir que ayer salí para celebrar la victoria del…¿quién ganó al final? Pero me la chufla el fútbol. Salí de marcha aún a sabiendas de que los bares estarían invadidos por hombres de cromañón: hinchas enaltecidos por la victoria de su equipo, o peor aún, ahogando en alcohol la frustración de la derrota del suyo.

Pero entre toda esta marabunta, a mitad de noche, ¡oh! ¿Qué ven mis ojos?¡Un homo habilis! Menudo tío guapo. Así que saco pecho, meto tripa y pongo mi mejor sonrisa. A la tercera mirada se acerca a mí. Simpático, agradable, divertido…¡vaya caramelo! Nos besamos, seguimos hablando, nos besamos otra vez, cierran el bar….y vamos a su casa.

Vive solo, en el centro y es limpio y ordenado. O tiene una señora de la limpieza limpia y ordenada, da igual. Un chico impoluto. Tomamos una copa, y vamos al dormitorio. Me desnuda despacio, me besa todo el cuerpo, y empiezo a desnudarle y… y… ¿qué es eso? A estas alturas de la vida pensaba que lo había visto todo. Demasiado pequeñas, demasiado delgadas, demasiado fofas, demasiado rápidas…Pero eso no lo había visto nunca. Eso era como…como…¡un garfio! Disimulé como pude mi cara de estupefacción  e intenté continuar como si nada raro pasase allí. Al fin y al cabo hasta entonces el chico había sido un amante excelente, y yo, soy una aventurera. Quizá había descubierto la joya de la corona y nuevos placeres desconocidos me aguardaban.

Pero no. Aquello no provocaba placer, aquello provocaba un dolor infernal. Así que aguanté lo que pude e hice una actuación digna de un Oscar. Cigarrito de después, conversación de cortesía postcoital y empiezo a vestirme. “¿No te quedas a dormir?” Y me mira con esos ojos verdes y cara de perrito degollado…¡Ay! “No puedo, tengo que fichar en casa paterna.” Pensando que si me quedo, va a querer más marcha por la mañana, y por ahí sí que no paso.

De camino a casa me manda un whatsapp encantador. Y otro por la mañana. Y por la tarde. Y empiezo a plantearme si no merece la pena casarme con él y no tener sexo nunca jamás. Al fin y al cabo este ya se de qué pie cojea…

Don't be shellfish... Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

There is 1 comment in this article:

  1. 05/26/2014Ayla says:

    ay! qué penita! con lo bien que pintaba!!!!

Write a comment: