Soltera en San Valentín.

by Gloria García on 02/9/2014

Ya estamos. Ya es febrero. Lejos quedan ya los propósitos de año nuevo, las buenas intenciones y las esperanzas de que el año nuevo sea mejor que el anterior. Ahora es tiempo de desesperanza y desesperación. Llega San Valentín.

Me da igual que el Valentín ese fuese un santo… yo a este tío le tengo mucha manía. ¡Qué digo manía! Le tengo un odio inmenso, infinito, ilimitado, colosal, exorbitante. Ya sé que el pobre no tiene la culpa de que la sociedad haya convertido su día (y las semanas previas) en un festín rojo y rosa de flores, Cupidos y corazones everywhere, pero alguien tiene que ser la cabeza de turco de mi desgracia.

Y es que San Valentín es la pesadilla de todo soltero. Los escaparates de las tiendas, los anuncios de televisión, los carteles de los bares, las cuñas de radio… todo, absolutamente todo te recuerda que estás solo. Solo. En San Valentín. Otra vez. Rodeado de corazones rosas. Ganas de matar aumentando…

Los días previos a San Valentín son la mejor época para ligar. Esas noches son las mujeres las que se convierten en buitres y atacan a todo lo que se mueve con pasión y sin compasión. Y sin amor propio. Cualquier cosa para que alguien te bese el día de San Valentín. Y los hombres se dejan hacer. Yo lo veo claro: San Valentín lo inventó un hombre que nunca se comía una rosca para poder follar al menos un día al año.

Si tienes pareja el panorama tampoco es mejor. San Valentín es peor que Nochevieja. No sólo tienes que tener un plan obligatoriamente y gastarte una pasta; encima tienes que impresionar a tu pareja. Acabas de dejarte todo tu dinero y talento en el regalo de Navidad… y ahora, ¿qué? Menos mal que aún queda algo de rebajas…

Los hombres no están hechos para recibir regalos, ni las mujeres para hacerlos. Los regalos se inventaron para comprar a las mujeres. El trinomio joyas, flores y bombones ha creado relaciones, salvado matrimonios, conseguido amantes y perdonado infidelidades desde el comienzo de los tiempos. Bueno, quizás los hombres de las cavernas utilizasen mamuts. Pero ya no somos las únicas en recibir regalos, ya no te retiran la silla para que te sientes, ya no puedes salir de casa sin billetera y ya no te sujetan la puerta ni para mirarte el culo cuando pasas delante. Vale, no es un alto precio a pagar por la igualdad de la mujer, pero… jolín, ¡qué difícil es hacerle un regalo a un hombre!

Si llega el día de San Valentín y no tienes pareja estable ni has conseguido una pasajera… sólo puedes hacer una cosa: emborracharte con el resto de tus amigos solteros y reírte de las acarameladas parejitas estúpidas que cayeron en el truco capitalista de los corazones, las flores y el rosa. Mucho mejor caer en el truco de la embriaguez alcohólica, ¡dónde va a parar! ¡Viva los mecanismos de defensa!

Yo, este año voy a hacer eso; que además cae en viernes y no hay excusa para no hacerlo. Y en un futuro con pareja, le regalaré flores y bombones a mi novio, que la igualdad debería ser para todo. Este año San Valentín lo pasaré con mi mejor amante, que nunca me pide regalos, nunca me defrauda y siempre me hace feliz: Mi querido amigo José Cuervo.

San Valentín

Don't be shellfish... Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

There are 4 comments in this article:

  1. 02/9/2014Yanira says:

    Yo simpre celebre el dia siguiente, tanto con novio como soltera, pero si este año cae sábado mucho mejor 🙂

  2. 03/18/2014Gloria García says:

    Espero que lo pasaras estupendamente.

  3. 02/11/2014deirby says:

    Soy tu fan!

  4. 03/18/2014Gloria García says:

    Muchísimas gracias!!!! 😀 😀 😀

Write a comment: